BLOGATELAS

Weblog, fotolog y podcast de Pablo Moro. O lo que es lo mismo, donde pongo mis "blogatelas"

miércoles, enero 12, 2011

Tregua

Siempre he creído que en el mundo existen dos clases de personas: las que opinan que las palabras (o la palabra) son importantes y las usan cuidando su justo valor y las que recelan de ellas, las miran de reojo y piensan en los hechos como única vía de fe. Aunque creo encontrarme entre los primeros puedo llegar a entender la desconfianza de aquellos a los que las decepciones les han hecho poner la lengua en tierra. Antes, el contrato verbal que dos hombres firmaban dándose la mano valía más, mucho más, que cualquier ley. Ahora las cosas han cambiado tanto que decir “digo” donde se dijo “Diego” no parece causar ningún daño moral y muchos nada remirados lo tienen cómo práctica habitual. Pero la costumbre no cambia la esencia de las cosas y ese deshonor sigue siendo tan indecente como antes. Por eso hoy soy un ciudadano más, autor de esta palabrería harta de sí misma.

Publicado en el Diario de Almería el 12 de Enero de 2011.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home