BLOGATELAS

Weblog, fotolog y podcast de Pablo Moro. O lo que es lo mismo, donde pongo mis "blogatelas"

martes, marzo 18, 2008

La gran estafa




He leído en muchos sitios que el universo necesita un equilibrio entre el bien y el mal, el orden y el caos, y entre muchas otras cosas para mantener su estabilidad, para que lo que conocemos siga funcionando y existiendo tal y como lo conocemos. Y debe ser verdad a juzgar por cómo han ido sucediendo las cosas en mi vida en estos primeros meses de este año 2008. Quizá muchas veces esos contrarios enfrentados no estén al mismo nivel de gravedad según quién lo mire, pero ¿quién pone los baremos?. Si algo nos ha enseñado la sociedad occidental, si a algo nos ha llevado, es a darle importancia relativa a las cosas que nos suceden, de manera que éstas adquieren relevancia en comparación con el resto de días vulgares que vivimos. No digo, claro, que no existan en el mundo tragedias objetivamente fatales, pero tendemos al individualismo (cada vez más, no lo he inventado yo) y es a a partir de ahí desde donde juzgamos lo que nos ocurre. Lo que quiero decir, en fin, es que parece ser cierto que por cada cosa mala que me ocurre, o que ocurre a mi alrededor (al menos a mi "alrededor" más próximo), sucede, me sucede, algo bueno que nivela la balanza y me hace ser "razonablemente feliz". Y eso, a mi modo de entender, es el gran truco de nuestra sociedad. Otros lo llamarán "la gran estafa". Mientras, podemos seguir intentándolo.

5 Comentarios:

A las 3:34 p. m., Anonymous Norma escribió...

Y... muchas veces está de nuestra mano nivelar esa balanza, ya sabes, lo del color del cristal, lo de buscar el lado bueno de las cosas... tópicos topiquísimos, pero verdades como puños. O grandes estafas, según se mire.
Te lo digo yo, testaruda y pesimista...
Besos

 
A las 4:38 p. m., Anonymous Anónimo escribió...

tanta profundidad me abruma.Baila el chiki chiki

 
A las 7:44 p. m., Blogger David R. escribió...

Meca, ¿has estado viendo "Me llamo Earl"?

 
A las 2:50 p. m., Blogger Rojis escribió...

Sencillo, así es. Mientras lo que se vaya consiguiendo nos haga ser un poquito felices, que lo llamen como quieran.
Un saludo Pablo.

 
A las 8:12 p. m., Blogger juanito escribió...

Yo creo que muchas veces nos empeñamos nosotros en querer ver las cosas como mejores de lo que son, para así poder tirar pa'lante y que contrarresten a las cosas que nos duelen

 

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home