BLOGATELAS

Weblog, fotolog y podcast de Pablo Moro. O lo que es lo mismo, donde pongo mis "blogatelas"

viernes, febrero 03, 2006

Música en otro sentido



A punto de echar a correr para llegar a tiempo a una entrevista en el Círculo de Bellas Artes de Madrid se me ocurre proponeros una especie de juego que se me ocurrió anteanoche, cerca de las dos de la madrugada, intentando dormir (lo juro). Digo que es un juego por si a algún ingenuo le da por ponerse a escribir. Si no, lo suelto y me quedo más tranquilo que es bueno para la salud.
Bien, lo mejor será empezar por hacer que recordéis a Prince. ¿Ya? ¿el tipo bajito de Minneapolis?. El caso es que seguro que recordaréis que en uno de sus insomnios, digo yo, le dio por ejercer de rock star y concluyó que ya no quería llamarse más "Prince". Desde ese momento quería que le llamasen, o mejor dicho, que no le llamasen como una especie de símbolo que, según algunos, unificaba lo masculino y lo femenino. Dicho símbolo creó problemas por no tener representación sonora: no se podía "decir", se podía "ver". De ese modo, Prince cambiaba, o trataba de cambiar, la forma, digamos, "de llamar a las cosas". A pesar del intento, el ser humano necesita cosas inteligibles, lo que llevó a los locutores y periodistas a utilizar términos como "el símbolo" o "el artista antes conocido como Prince" para referirse al autor de "Purple Rain".
Pues bien, al igual que Prince había propuesto la utilización de únicamente el sentido de la vista para su definición como artista (ya que sólo con los ojos uno podía reconocer este nuevo nombre) a mí se me ocurrió imaginar la historia de un grupo o artista que utilizase igualmente tan sólo un sentido de los cinco que poseemos para autodenominarse. Pero esta vez el sentido sería el del oído.
No sé si hasta aquí habéis entendido algo de toda esta paranoia (ahora empezáis a conocerme), pero ¿cómo creéis que sonaría una banda denominada como el riff de guitarra del "Satisfaction" de los Stones?. ¿Qué canciónes compondría un cantautor que atiende si suenan los tres primeros acordes del piano de "Inocent when you dream" de Tom Waits?. ¿Qué estética tendría un cuarteto conocido como los famosos coros vocales de "Good Vibrations" de los Beach Boys?.
Una incognita que vosotros podéis revelar al mundo, si os apetece. Si no, hasta mañana, que será otro día si no estalla la tercera guerra mundial: somos caricaturas de nosotros mismos...abrazos y besos...

3 Comentarios:

A las 6:58 p. m., Anonymous audrey escribió...

Supongo que sería algo parecido a cuando reconoces a alguien por su olor y ni siquiera sabes su nombre, cuando hueles canela y recuerdas a tu madre haciendo arroz con leche cuando tenías 10 años, o escuchas una palabra y automaticamente la asocias a un sentimiento... Me gustan las sinestesias de la vida, pero volviendo al tema musical (q a mi se me va el santo al cielo en un plis)lo cierto es q me hablas de de determinados cantantes y yo los asocio a frases de sus canciones o notas determinadas de una melodía, por ejemplo, Ismael Serrano es para mí los timbales q se oyen de fondo en la canción Al bando vencido, Silvio es el punteado q suena en su canción Quién fuera,y tú ahora mismo eres el chico de "la chica que me pidió que no la dejara sola..." Perdón por la disertación, no sé si viene a cuento... :-), la cuestión es q Prince es un excéntrico, y sólo busca rizar el rizo para seguir llamando la atención, o eso pienso yo. Saludos!!(ya me callo!!)

 
A las 7:37 p. m., Blogger josete escribió...

yo tambien estoy muy de acuerdo con audrey(que por cierto opino lo mismo que pablo,bonito nick),a cada cosa se le reconoce por unas caracteristicas determinadas.
yo se cuando una letra de una cancion, es buena,aceptable, o simplemente para romper el papel.
una cancion de sabina como pueden ser tan joven y tan viejo o princesa, cada vez que empiezan me sube un escalofrio que son muy caracteristicos.
igual que me pasa contigo, con maria o albumes de fotos.
es una pena que yo no conozca mucho a Prince(miento, no lo conozco de nada)solo porque no habia nacido.
P.d:de verdad, no creo que sea tan malo ser como tu, no sabes lo afortunado que eres en no solo tener un disco en la calle,porque eso en los tiempos en los que vivimos no es muy dificil, sino que tines unas canciones, repletas de mensaje y de sentimientos, y eso es muy importante.un abrazo!

 
A las 10:19 p. m., Anonymous Alfredo escribió...

Estoy con Audrey, cada músico, cada cantante, lo identifico con una melodía o una frase concreta. El bajo inicial de "Con la frente marchita" es Sabina, la mandolina del principio de "Salitre" es Quique González, Calamaro es "la moneda cayó por el lado de la soledad" y tú, Pablo, eres la grandiosa frase "qué puta es la vida a veces, y otras qué de verdad"

 

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home