BLOGATELAS

Weblog, fotolog y podcast de Pablo Moro. O lo que es lo mismo, donde pongo mis "blogatelas"

viernes, junio 23, 2006

Pastel de chocolate "Mildred"

Desde la concentración del hotel, a 70 kilómetros de Kaiserlautern, escribo estas palabras para quien quiera leerlas. Ultimamente tardo demasiado en actualizar el blog, pero me enseñaron a cerrar la boca cuando no tuviera nada interesante que decir o cuando lo que fuera a decir no fuera "más bello que el silencio". Y, a pesar de que hasta ahora he sido bastante bocazas, ultimamente me he impuesto el propósito de seguir esa norma a rajatabla (o es "a raja tabla"). Además dicen que los sabios transmiten más información con sus silencios que con sus palabras y si son sabios habrá que hacerles un poco de caso.
Cuando no se habla suele suceder que se escucha y eso, como fumar, también es un placer. Reflexionando que es gerundio, me ha dado por pensar que en el mundo faltan "escuchantes". Aquellos que atienden a lo que dicen los demás y después lo analizan, lo sintetizan, lo mezclan con sus pensamientos y sacan cocinado un pastel llamado "opinión". Aquellos que más que oirse a sí mismos esperan pacientes las palabras de su interlocutor antes de emitir un juicio. Aquellos que, aún teniendo razón, esperan y dudan. Aquellos que no creen en verdades absolutas. Dos más dos nunca son cuatro, y si lo son, es mentira.
Así que, desde la concentración del hotel, a 70 kilómetros de Kaiserlautern, amigos, os escucho...comiendo un trocito de pastel.

5 Comentarios:

A las 6:49 p. m., Anonymous xana escribió...

Pues hoy desde la Tenderina,a unos kilómetros del mar he de llamarte sabio...por tus palabras y tus silencios.
Eso no es un pastel de chocolate,eso e uno de los mayores placeres... en silencio y con un cigarro apunto para ser encendido

 
A las 7:29 p. m., Anonymous Anónimo escribió...

me gusta escribir, me encanta escribir y llevo mucho tiempo queriendo escribir algo bonito para este blog (más que nada para estar a la altura). Pero es que me dejas sin palabras... asi que lo único que puedo decirte es que estos meses no podrían haber tenido mejor banda sonora...
gracias por demostrar que en este país todavía se hacen trabajos de calidad (aunque tengamos que hacer una selecdión con cuenta gotas...)
un besín!
GeMa MaDRiD

 
A las 8:45 p. m., Anonymous bosspring escribió...

Sabias palabras las tuyas, tanto las dichas como las calladas, porque en todas ellas tienes razón.

Siento no pedir permiso antes de escribirte, pero me ha llegado eso de los escuchantes y me enorgullece que aunque sea sólo durante dos minutos seas tú quien gaste un poco de tu tiempo en escucharme a mí. Aquellos que nunca creemos las verdades absolutas, aquellos que esperamos y otorgamos siempre el beneficio de la duda a sabienda de que probablemente no es merecido, debemos ser una especie en extinción, pero merecerá la pena conservarlo mientras siga habiendo personas que como tú demuestras en tus palabras sigan creyendo en ello.

Mi enhorabuena por la sinceridad de tu blog, los escuchantes de este lado estoy seguro que aprendemos mucho de tus reflexiones, que son muy coherentes con todas las historias que nacen en tus canciones y que a mí personalmente me están enseñando un montón.
Enhorabuena por tu música, porque no tiene ni un silencio de desperdicio y aunque me encontré con ella de casualidad, estoy muy feliz de haber recibido una casualidad así, porque aún sin saber el porqué, me siento feliz escuchando tu música.

Cando vuelvas a Pucela... tendrás un par de manos más que aplaudir tus canciones, un alma más que sentir todas ellas.

Y... ¿Quién puede jurar que es real su mapa del tesoro?

Un abrazo Pablo, eres un crack ;)

 
A las 12:22 a. m., Anonymous AiCiLa escribió...

Hace años que dejé de hablar para empezar a escuchar. Eso me ha hecho más sabia y sobre todo, me ha llenado por dentro. Muchas veces me siento que no soy solo yo, que estoy hecha de todos aquellos que un día quisieron compartir conmigo el más bello de sus pensamientos, el más triste de sus recuerdos, aquello que no les dejaba dormir.

Al leer tu post, me he sentido como ese gran plumcake de la tia Mildred, formado por miles de migas que son todos esos momentos irrepetibles que he compartido con los míos y los que ya no lo son tanto, pero que sin ellos, no podría haber llegado a ser un plumcake.

Siempre me riñen porque yo nunca cuento nada mío, pero es que, como tu dices, un día dejé de que el silencio me invadiera para poder escuchar mejor; "Me gusta cuando callas porque estás como ausente..." Neruda fijo que la escribió pensando en mi ;) jijiji

Besicos desde la ciudad del Cierzo y de nuevo... Gracias, Pablo, por llegarme adentro, muy dentro, donde el eco muchas veces se cansa de su soledad.

 
A las 8:03 p. m., Anonymous Anónimo escribió...

Es muy cierto que si transmitir pensamientos y opiniones es importante, lo es más saber escuchar, y máxime en este mundo tan alocado que cada uno busca su propio beneficio y despues su propio beneficio de nuevo.
Pero, qué maravilla que alguien te escuche, cuando lo más normal sería eso, por que si la Naturaleza es sabia, por algo nos habrán dado una boca y dos orejas(justo el doble ). ¿Será para escuchar?.Seguro que sí, pero muchos pensamos que es para escuchar-nos.Qué lástima.

 

Publicar un comentario

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home